¿Qué es el desarrollo de aplicaciones web?

Toda aplicación que aparece a través de un medio de navegación es una aplicación web. Esto significa que los datos o los archivos en los que se trabaja son procesados y almacenados dentro de la una red a través de un navegador. Esto permite que todo usuario de internet pueda crear herramientas a las que se pueda acceder usándolo. La información obtenida se podrá utilizar para interactuar con elementos que nos permitan la comunicación entre los usuarios y la página.

Por medio de una página web existen muchos elementos que logran que la comunicación se mantenga constante, es decir, esté siempre activa. Con esto el usuario puede acceder a cualquier tipo de información cuando entre en internet o a los datos de forma interactiva.
Todo sitio web tiene que encargarse de responder a cada una de las acciones que éste ejecute. Desde publicar una foto o vídeo, interactuar con los contenidos, rellenar y enviar formularios, jugar online, entre muchas otras opciones.

¿Cuáles son las ventajas de las aplicaciones web?

Algunas de las ventajas que poseen las aplicaciones web son las siguientes:

● No ocupa espacio dentro del disco duro.

● No importa el navegador, se pueden usar en cualquiera.

● A través de ellas, acceder a cualquier página web es muy sencillo. Lo único que se necesita es conexión a internet.

● Se puede utilizar desde una computadora, teléfono móvil, tablet o cualquier dispositivo que tenga conexión a internet. Esto se debe a que no es necesario instalar absolutamente nada.

● Como no es necesario la instalación de nada, se ahorra bastante tiempo al usarlo.

● Los servidores no son afectados por los virus, porque ellos cuentan con fuertes sistemas de seguridad informática.

¿Cuáles son los tipos de aplicaciones web?

Existen, dependiendo de la clasificación que se les da a las aplicaciones, 5 tipos de aplicaciones web. Cada una cumple con una función con el contenido que deben
mostrar.

1. Tienda virtual o comercio electrónico: Existen también aplicaciones web que se dedican a ser tiendas en línea o comercios digitales, pero es posible que el desarrollo pueda parecerse al de un m-commerce o un e-commerce. Es un poco más complicado su proceso, porque en ellos se debe permitir realizar pagos. Se tiene que crear un panel de gestión para el administrador, para que se hagan modificaciones en la página cada cierto tiempo, ya sea por actualizar, quitar algún producto o gestionar el pago o el pedido hecho por los compradores. De esto se tiene que encargar el desarrollador de la página.

2. Aplicación web que funcione con gestor de contenidos: Cada cierta cantidad de tiempo se tiene que actualizar este tipo de contenido para que su estructura esté continuamente en su mejor estado. Lo que se aconseja es conocer a un experto, es decir, a un gestor de contenidos (CMS), que se encargue de hacerlo para que el administrador pueda realizar los cambios y actualizar él mismo sin ningún tipo de problema o inconveniente.

3. Portal web app: A través de la página principal de este tipo de aplicación web se puede ir a otras páginas web, como correos electrónicos, chats, foros, buscadores y zona de accesos con un registro.

4. Aplicación web estática: Este tipo de aplicación web no muestra mucha información y normalmente no cambia en su estructura. Suelen estar desarrollados por medio de HTML o CSS la mayoría de las veces. Claro que ellas pueden mostrar dentro de la aplicación web movimiento de objetos, es decir, vídeos, GIFs o banners. Incluso también se incluye la creación de estas aplicaciones web con jQuery y Ajax. Funciona perfectamente cómo portfolio, un currículo digital o una página de presentación de empresa. Pero es importante saber que hacer cambios en la estructura de la aplicación estática no es tan fácil. Para lograr un cambio en la aplicación estática se tiene que modificar el HTML y actualizar, además, dentro del servidor. Estos cambios debe realizarlos un webmaster o de la empresa de desarrollo que programó el diseño. Todo bajo su responsabilidad.

5. Aplicación web dinámica: Este tipo de aplicación web es mucho más activa, si se habla a nivel técnico. Ellas usan bases de datos para cargar toda la información y estos contenidos se actualizan cada vez que el usuario accede a una de las aplicaciones web. Para el lenguaje de programación para la creación y/o
desarrollo de aplicaciones web existen muchos tipos. Los más conocidos para el público son PHP y ASP, porque ellos logran una buena estructura del contenido. Las aplicaciones web suelen ser dinámicas, y cuentan con un panel de administrador (CMS) para realizar ediciones o cambios en la estructura. Para hacer cambios el proceso no es nada complicado, de hecho, es muy fácil, sólo se tiene que entrar al servidor. Esto incluye muchas funciones, entre ellas los foros o bases de datos. Este tipo de aplicación web y su diseño puede ser cambiado y editado como desee su administrador.

¿Para qué sirven las apps web?

1. Logran que todo usuario pueda buscar y encontrar la información que quiera de la manera más sencilla y concisa posible.

2. Se pueden construir bases de datos o diseñar gracias a las aplicaciones web gracias que se puede recoger y guardar información que brindan los usuarios.

3. Es posible que se cambie información con otras a cambio de otra, es porque las dos son interactivas. Esto lo que logra es un debate e intercambio de ideas.

4. Esto lo que permite a los usuarios es que puedan actualizar el contenido con frecuencia. Es muy importante para los proveedores de noticias, mediante esto la actualidad es la que marca las prioridades por las que se rigen estas webs.

Para concluir con las aplicaciones web, hoy en día ellas son muy importantes, prácticamente indispensables para las herramientas de nuestro día a día, ya que siempre se está buscando información de cualquier tipo en todo momento y lugar.

About the autor:

Deja tu comentario

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad
Acepto el envío de información de vuestros productos y servicios.